miércoles, 25 de febrero de 2009

5 DE ORO: UNA FAMILIA DE FERIANTES DE MALVÍN NORTE - MONTEVIDEO, GANÓ EL POZO DE ORO

PENSÓ EN SU EDAD, LA LLUVIA, SU PRIMA y SU MADRE, y SE HIZO RICA

Fuente y fotos de "El País Digital" por XIMENA AGUIAR.

Una niña acertó los cinco números del 5 de Oro millonario que se sorteó el domingo. Sus parientes festejaban ayer con la sencillez de una familia de feriantes. En unos pocos días, su vida se verá transformada, pero aún les cuesta imaginarlo.

En una casa de Malvín Norte, Yamila (13) sonríe con timidez. Todo el mundo quiere besarla. Su padre ríe, su madre ríe, su hermano ríe. Una veintena de familiares los acompaña junto a una larga mesa vacía. Comieron asado, y en unos días comerán lechón, cuando cobren los $ 42.198.022 que se ganaron en el 5 de Oro, con los números que eligió Yamila. Por ahora, toman unas cervezas.

Todavía no han caído en lo que les ha pasado. Ante la sorpresa de los vecinos y hasta del quinielero, que se enteró de quiénes eran por la nota de Canal 12, no se cansan de contar su historia. Roberto Lescano es feriante, Marta Trefoglio es ama de casa, tienen 4 hijos y pronto tendrán mucho dinero. Viven en una casa humilde y, por ahora, Lescano irá a trabajar al puesto de frutas y verduras de su cuñado, como antes de ser millonario, aunque seguramente su cabeza esté muy lejos de allí. "Hasta que no tengamos el dinero...", dice Marta, su mujer.

Marta piensa que comprarán una casa por el barrio y después verán. Uno de sus hermanos acota que hay que invertir. Es una familia extensa: hay tíos, sobrinos y cuñados por la vuelta. Ya hay familiares en España que ya están pensando en volverse. Los niños no saben aún qué pasará con toda esa emoción que los rodea.

Suerte. Los Lescano suelen jugar al 5 de Oro casi todos los fines de semana. El pasado domingo, Yamila le preguntó a su padre si iba a jugar y él le dijo que mejor hiciera ella la jugada. Yamila miró una tarjeta en la que figuraba la correspondencia de sueños con números, y eligió.

"Al 13 porque me gusta (es su edad), al 28 porque es el cumpleaños de mi prima Victoria, al 39 por la lluvia que caía el domingo, al 25 porque dado vuelta es la madre y la hija, y al 41 porque le gusta a mi madre", explica. Todos los familiares escuchan sus palabras por enésima vez, con la misma fascinación de minutos atrás.

"No me tenía fe", cuenta Yamila. Igual, pusieron la jugada debajo de un angelito de plástico que la cuñada le regaló a Marta por el cumpleaños, y su hermano menor pidió a la abuela, ya fallecida, que les enviara suerte. Cuando lo cuenta sonríe con timidez.

Miraron el sorteo por la televisión. El primer número: el 29. Le habían errado. Los siguientes: 41, 39, 13, 25. Bolilla extra: 28. Igual que en la jugada de Ya- mila. Empezaron a saltar y a gritar de alegría. La noticia se expandió entre los familiares, y todos se juntaron en la casa a comer unas pizzas, pero ni las pudieron terminar de los nervios que tenían, contaron.

Todavía no hablaron con la agencia de quinielas, y no saben cuándo podrán cobrar su premio. Algunos vecinos consideran peligroso que lo hayan divulgado, pero ellos no.
"Somos muy queridos", dice Lescano. "Además, así saben de donde viene. Si no después uno se compra un auto y piensan que lo robaron", acota uno de sus cuñados.

Para el que le gusten los números, Yamila pasó a 3° de liceo. Tiene tres hermanos, de 12, 15 y 17 años. En abril cumplirá 14, y el año que viene, será su fiesta de 15. Ella, simplemente pensó en la lluvia, en su prima y en su madre. Y le tocó.

FESTEJANDO PORQUE LA SUERTE VISITÓ EL BARRIO

El lunes de carnaval, el kiosco "Alex", que vendió el 5 de Oro millonario, estaba cerrado. Un cartel en la esquina, escrito con tiza, anunciaba "Vendimos el 5 de Oro. Felicitaciones al ganador". Lo escribieron de mañana las vecinas que tienen puestos cerca del kiosco y están contentas de que el premio haya salido en el barrio.
"Nos hubieras visto de mañana, parecía que lo habíamos ganado nosotras", contó Rosa García, que tiene un puesto de ropa sobre Camino Carrasco. Ellas avisaron al quinielero, Ricardo Ambrosoni. "Escuché que había salido un ganador. Pensé ´qué lástima, tanta plata uno solo´, y me olvidé. Cuando llamaron para decirme que lo había vendido... Me temblaban las piernas. No era un pozo común", dijo Ambrosoni."
Ese día recibí 1.570 jugadas, como estaba ese pozo y salía o salía la gente jugó más. Es más del doble de un domingo común", contó. El miércoles, cuando vuelva al kiosco, festejará que la suerte anduvo por allí.

LAS CIFRAS:

$ 42: - Es el dinero que ganaron en el sorteo del pasado domingo, en el que excepcionalmente se acumularon el pozo de oro y el de plata.
3 - Son las apuestas que hizo la familia al 5 de Oro el pasado domingo. La niña eligió los números de la jugada ganadora.

UN PUESTO ATENDIDO POR UN FERIANTE MILLONARIO.

5 DE ORO. LOS GANADORES FUERON FELICITADOS ENTRE RISAS POR FAMILIARES y CLIENTES. POZO ERA DE $ 42: y LES DEDUCEN UN 5% PARA EL F.N.R.

Fuente y Fotos de "El País Digital" por XIMENA AGUIAR.

Para mostrar cómo era su vida, para darle una mano a su cuñado y porque estamos a fin de mes, el ganador del 5 de Oro fue ayer a trabajar a la feria, como todos los días. Las bromas en el barrio no se hicieron esperar.
Roberto Lescano y Marta Trefoglio llegaron en taxi a la feria de su barrio en Castelar y Berro, Malvín Norte, a eso de las 10.30 de la mañana de ayer. Roberto se durmió, porque el lunes se quedaron festejando hasta tarde, explicó su esposa. Pero su jefe y cuñado precisaba una mano y enseguida se puso a trabajar. Aunque no paraba ni para charlar con los compañeros y clientes que lo felicitaban, era la estrella de la feria. "Ahora hasta me ven lindo", bromeaba.

Una clienta quería una bolsa más grande. "¿Un cajón le sirve?". "No, una bolsa". Y Roberto fue corriendo a pedir a otro puesto. "¿A mí me venís a pedir?", lo recibieron entre risas.
Roberto trabaja en la feria una vez más, pero luego lo dejará, contó Marta. Tiene artrosis múltiple en las piernas. Es bajito, y corre de un lado para el otro atendiendo a los clientes. "Flaco, no me vayas a pesar mal hoy", le grita su jefe.
Una clienta conocida le pide frutas y verduras, igual que hace unos días. "Dame peras. Dame uvas, que vos sabés bien que siempre te compro y te dejo plata", bromea. "¿Ahora que soy rico no me deja propina?", le dice Roberto a otra clienta. "Bueno, le dejo", dice ella, por el placer de ser generosa con un millonario.
"Siempre estuvimos en la pobreza", dijo Marta. Con el trabajo de la feria se gana unos $ 2.000 por semana. "Se gana bien, pero es muy sacrificado", cuenta. Ahora están esperando que llegue el quinielero de la agencia para hacer los trámites e ir a cobrar su premio.
Un vendedor de plumeros se acerca a felicitar a Marta. "¡Ahora vas a hacer los mandados en helicóptero!" "O en 4X4...", dice ella, con un realismo que hasta hace unos días sería disparatado. "Aquí me ves, laburando, y estos se hicieron ricos", comenta el vendedor. "¿Con el tío que van a hacer?", pregunta. Se refiere al padre de Roberto, del que resulta ser primo. "Pensamos comprarle una silla de ruedas eléctrica", cuenta Marta. El padre de Roberto perdió las dos piernas al poco tiempo de jubilarse, debido a complicaciones con su diabetes, explica.
En el puesto de Ruben Trefoglio, hermano de Marta, trabajan unos 8 o 9 familiares. Otra hermana tiene un puesto en la misma feria, un poco más lejos. Son 11 hermanos, su padre era feriante y su nieto ya anda por ahí, "siguiendo la tradición", cuenta Ruben. Ahora, su hermana y su cuñado serán millonarios. "Se lo merece, es muy trabajador", dice Ruben. Toda la familia se siente ganadora, aunque aún no se sabe cómo se repartirá el dinero.
Marta dice que sus primeros planes son comprar una casa propia y amueblarla, y que Roberto deje de trabajar, al menos para poder operarse de las piernas. Su hija Yamila, que acertó la jugada ganadora, no pide ningún capricho. "Solo los 15", cuenta su madre. Están pensando en dejarle un dinero en el banco para cuando sea mayor. Igual, sus hijos estudiarán y trabajarán, sostiene Marta. "No puede ser que no hagan nada, con las drogas y todas esas cosas que pasan", dice.
Por casualidad, su padre dejó que Yamila eligiera los números y ella dijo 13, 25, 28, 39 y 41, pensando en su edad, en el cumpleaños de su prima y en los números relacionados con la lluvia y la madre, según una tabla de correspondencias popular. Yamila no fue a la feria; se quedó a dormir en lo de su tía. Su hermano menor acompañaba a los padres en la recepción del entusiasmo y las felicitaciones. "Nos alegramos de corazón" dijo una vecina que pasaba por allí. Había bromas, felicitaciones sinceras y algunos con un aire de envidia. Pero para todos era una buena noticia que el premio lo hubiera ganado alguien humilde.

COBRARÁN SIN DESCUENTO POR IRPF: $ 40 MILLONES (1 MILLÓN 700 MIL DÓLARES)

En el sorteo del 5 de Oro que realizó la Dirección Nacional de Loterías y Quinielas el pasado domingo, se decidió en forma excepcional continuar el sorteo hasta que se encontrara un ganador. Por eso, cuando no hubo aciertos a los primeros 5 números que salieron en el bolillero, se acumuló el premio del pozo de oro con el del pozo de plata y se otorgó un monto de $ 42.198.022 con la bolilla extra.
Mirando el sorteo por la televisión, la familia Lescano se enteró que había ganado el premio. Guardaron el papelito con la jugada en un lugar seguro y festejaron con sus familiares.
Del monto ganado, está estipulado por la Ley 16.343 que se le debe aplicar un descuento del 5%, con destino al Fondo Nacional de Recursos, para financiar intervenciones de medicina altamente especializada. En este caso, el descuento sería $ 2.109.901, por lo que la familia cobrará $ 40.088.121.
El premio estará exonerado del Impuesto a la Renta de las Personas Físicas (IRPF), ya que la Ley 18.083 aclara en su artículo 27 que están exonerados "los premios de los juegos de azar".

3 comentarios:

Anónimo dijo...

QUÉ ORTO PERO QUÉ ORTO PERO QUÉ PEDAZO DE ORTO QUÉ REORTO TE AMO YAMILA QUIERO CASARME CONTIGO

Anónimo dijo...

realmente muchas felicidades el sueño del que nada tiene siempre es y sera la casa propia que lo disfruten

RICHARD dijo...

MUCHAS FELICITACIONES!!!!!!!!! Y MUCHAS FELICIDADES!!!!!!!!!!!! ....DICEN QUE EL DINERO NO HACE LA FELICIDAD.... ¡¡¡¡¡PERO COMO AYUDA!!!! Y SI ALGUN DIA, ALGUN POBRE,PERO LABURANTE OBRERO,LES PIDE AYUDA... NO SE OLVIDEN DE CUANDO CON MUY POCO CONSIGUIAN,UNA GRAN ALEGRIA...!!!! "RICHARD"